Quinto puesto del atletismo español

sponsors para deportistas
Estar en redes sociales facilita los sponsors para deportistas
16 junio, 2017
Ver todas

Quinto puesto del atletismo español

atletismo español

El atletismo español cuajó este fin de semana en Lille (Francia) el mejor resultado de la historia en el campeonato de Europa conjunto de selecciones nacionales con un quinto puesto y tres victorias: Toni Abadía y Ana Lozano en 5.000, Orlando Ortega en 110 m vallas y el relevo 4×400.

Alemania, que se había repartido con Rusia, a partes iguales, los títulos en las seis ediciones precedentes de atletismo, aprovechó la ausencia de su máximo rival (Rusia está inhabilitada por connivencia con el dopaje) para recuperar el trofeo con 321,59 puntos, seguida de Polonia (295), Francia (270) y Gran Bretaña (269).

España empezó octava la segunda jornada con 115 puntos, a 25 del descenso que marcaba Bielorrusia, pero fue animándose y terminó más cerca del podio que de la relegación, pese a bajas tan sensibles como las de Ruth Beitia, Bruno Hortelano, Ilias Fifa o Adel Mechaal.

La ausencia de la campeona olímpica de altura, que se ha tomado un respiro para volver a la carga para los Mundiales de Londres, fue cubierta por su compañera de entrenamientos Saleta Fernández, que fue novena con un salto de 1,80.

En la primera carrera del domingo, Orlando Ortega, subcampeón olímpico, dio a España la segunda victoria, al día siguiente del triunfo de Toni Abadía en 5.000.

La bióloga Ana Lozano aportó al equipo en 5.000 metros la tercera victoria con un ataque demoledor que la condujo al triunfo en 15:18.40. Con 26 años se integra en la elite internacional del fondo al conseguir la tercera victoria de una atleta española (las dos anteriores pertenecen a Dolores Checa y en la misma distancia) desde que la Eurocopa adoptó el formato conjunto (hombres y mujeres).

El jienense Sebastián Martos protagonizó una carrera vibrante en 3.000 m obstáculos, plantando cara hasta el final al mismísimo Mahiedine Mekhissi-Benabbad, tres veces medallista olímpico. El francés no pudo saludar al principio de la recta, como acostumbra, sino ya cerca de la meta, antes de vencer en 8:26.71.

Martos llegó a continuación con un crono de 8:27.46 después de haber tomado dos veces el control de la carrera, al principio y en el penúltimo giro. Mekhissi sólo atacó al escuchar la campana, pero el español se pegó a él para darle guerra hasta el final.


En pértiga Igor Bychkov sólo se inclinó ante el plusmarquista mundial, el francés Renaud Lavillenie, vencedor con 5,80. El español nacido en Donetsk (Ucrania) compartió el segundo puesto con el alemán Hendrik Gruber, ambos con 5,55, después de adoptar una buena estrategia para gestionar los cuatro nulos disponibles.

Pablo Torrijos estuvo hasta el final peleando por la victoria en triple, aunque finalmente fue tercero con 16,71. El único español que ha roto el muro de los 17 metros, cedió ante el alemán Max Heb (17,02) y el británico Ben Williams (15,73). Se trata de la mejor marca española en la Eurocopa, superando en un centímetro la de Raúl Chapado, actual presidente de la Federación Española, en Madrid’96.

El atletismo aragonés, que ya había triunfado con Toni Abadía, redondeó su éxito con el tercer puesto de Carlos Mayo en 3.000, tras ir a rebufo del francés Yoann Kowal (quinto en la final olímpica de obstáculos en Río 2016), que hizo todo el gasto.

Al penetrar en el último giro surgió el checo Jakub Holusa para hacerse con la victoria en 7:57.60. El británico Marc Scott llegó tres segundos después, precediendo a Carlos Mayo, que batió a Kowal con la mejor marca de su vida (7:58.97). El fondo español (3.000-5.000-3.000 obstáculos) lograba 57 de 66 puntos posibles.

Teresa Errandonea, que había hecho récord personal en semifinales de 100 m vallas (13.37), acabó la final andando. Antes de atacar el segundo obstáculo se paró y sólo continuó con la esperanza de no perder los puntos, aunque finalmente fue descalificada y recibió 4,5. La irundarra había terminado séptima por la descalificación de la polaca Karolina Koleczek, que dio mucha guerra al juez español Jordi Roig antes de asumir su fallo.

En los primeros concursos del domingo, la murciana Úrsula Ruiz obtuvo el sexto lugar en peso con un tiro de 16,68, y Miguel Álberto Blanco -sustituto del lesionado Javier Cienfuegos- un noveno en martillo con 67,65.

Álvaro de Arriba recibió una lluvia de golpes en la primera vuelta del 800 y en la segunda tuvo que tirar de codos para abrirse paso, pero ya era tarde. El campeón de España llegó penúltimo a la recta y progresó hasta el séptimo con 1:48.54. Venció el favorito, el polaco Adam Kszczot, con 1:47.09, pero había pisado fuera de pista y media hora después fue descalificado. De Arriba era sexto.

Marta Pérez fue siempre bien colocada en el 1.500, pegada a la holandesa Maureen Koster a la caza de la alemana Konstanze Klosterhalfen, que puso pies en polvorosa a 900 metros del final. La soriana se defendió en el último giro y terminó quinta con 4:14.68.

En 200, Estela García, que el viernes había ganado su serie con récord personal (23.13), salió en calle de favorita -la cuarta- como autora del mejor tiempo de las series, pero la final se le hizo larga. Dejó la curva en cuarto lugar y entregó dos puestos en la recta para acabar sexta con un registro manual de 23.1, pues no funcionó el cronómetro.

A continuación, el palentino Óscar Husillos, con marca personal reciente de 20.83, se batió por escapar a los dos últimos puestos pero no pudo eludir su destino: octavo con 20.97.

Otros concursos no pintaron bien para España. Juliet Itoya fue séptima en longitud con 6,32; Lois Maikel Martínez, que no acaba de rendir en la selección, sexto en disco con 60,86 (este año ha lanzado 66,67); y Lidia Parada, octava en jabalina con 51,05.

España cerró su actuación a lo grande en los relevos 4×400. Las chicas (Carmen Sánchez, Laura Bueno, Aauri Nokesa y Elena Moreno) fueron novenas con 3:33.70, pero brillaron sobre todo los hombres (Óscar Husillos, Lucas Búa, Darwin Etcheverry y Samuel García), que ganaron no solo la final B, sino la general, con la mejor marca española en 14 años y la cuarta de la historia (3:02.32) en el atletismo español.